Saltar al contenido

Cómo decolorar el cabello en el baño en casa para eliminar el color de forma segura

Los baños de lejía se han vuelto tan comunes que la mayoría de las mujeres han oído hablar de ellos. Pero la pregunta que persiste para muchos es: ¿Cómo se hace exactamente un baño decolorante en el cabello? Eso es lo que veremos en este artículo. ¡Al final, serás un profesional del baño de lejía! 

¿Qué es un baño de lejía?

El baño de lejía es un proceso de decoloración más suave y gradual que el blanqueamiento normal (blanqueo completo). Al igual que la decoloración, requiere blanqueador en polvo y revelador. Sin embargo, también requiere champú para diluir los químicos aclaradores del decolorante y reducir las posibilidades de daño irreversible al cabello. 

Las personas suelen utilizar baños decolorantes para atenuar el color, corregir el cabello sobretonado o aclararlo con solo un toque. Pero es importante tener en cuenta que los baños de lejía no producen resultados de color drásticos. 

Baño de lejía versus blanqueamiento regular

Si eres nuevo en la decoloración, es posible que no conozcas todas las diferencias entre los baños decolorantes y las sesiones de decoloración tradicionales.

Para reforzar su comprensión, veremos cada uno de estos procesos. Después de anotar estas diferencias, podrá ver si un baño de lejía es la opción correcta para usted.

Baño de lejía:

  • Utiliza revelador de bajo volumen.
  • Incorpora champú a la mezcla de aplicación.
  • Aclara el cabello 1 o 2 niveles
  • Se aplica sobre el cabello mojado.
  • Elimina el color rebelde
  • Causa un daño mínimo a tu cabello.

Blanqueador normal:

  • Puede requerir revelador de gran volumen
  • Puede aclarar el cabello varios niveles.
  • Se aplica sobre el cabello seco.
  • Elimina colores oscuros
  • Puede causar una fragilidad severa en tu cabello.
  • Sólo debe usarse en cabello sano.

¿Deberías hacerte un baño de lejía?

Hay algunas razones por las que podrías elegir un baño de lejía en lugar del proceso de decoloración habitual. Y los analizaremos todos a continuación:

Eliminar rastros de tinte

Un baño decolorante es perfecto para quienes quieren eliminar de su cabello los restos de tintes anteriores. Si el color anterior se ha desvanecido pero aún está presente, un baño de lejía eliminará los restos.

Después de un baño de lejía, tendrás una base más consistente. Y como los baños decolorantes son relativamente suaves, no causan demasiado daño y puedes volver a teñir tu cabello de inmediato.

Aclarar un resultado de tinte oscuro

Si has usado un tinte permanente en tu cabello pero no estás satisfecho con él, un baño decolorante puede ayudarte. Puede aclarar tu cabello hasta obtener un tono más suave y más ponible. También puedes usarlo para eliminar la acumulación de color.

Aclara tu cabello natural

Los baños decolorantes también son una opción para quienes desean aclarar el color natural de su cabello. Puede aclarar el color de tu cabello uno o dos niveles a la vez, por lo que no obtendrás un cambio drástico.

Pero aún así te dará un tono nuevo y excitante con menos daño. El resultado del color depende del revelador utilizado, aunque se recomienda un revelador de bajo volumen para los baños decolorantes.

Para cabello problemático 

El cabello frágil debe tratarse con sumo cuidado para evitar dañarlo. Aunque lo mejor es evitar la decoloración y otros tratamientos agresivos, es posible que tu cabello pueda soportar un baño decolorante.

Es mucho más suave que el proceso de decoloración normal, especialmente si usas revelador de bajo volumen. De esta manera, podrás conseguir un cabello más claro sin daños visibles.

Corregir el cabello sobretonado

El cabello demasiado tonificado ha absorbido mucho más tóner del previsto. Si no está satisfecho con el resultado del color, puede utilizar un baño de lejía para eliminar parte de ese pigmento. Un baño de lejía rápido puede brindarle un buen brillo mucho más rápido que esperar a que se desvanezca naturalmente.

Cómo decolorar el cabello en baño en casa: paso a paso

Si vas a probar un baño de lejía, primero debes aprender a hacerlo bien. Esto incluye el uso de los ingredientes y métodos de aplicación adecuados. Las siguientes secciones le dirán todo lo que necesita saber. 

Reúna sus ingredientes

Para hacer un baño de lejía, necesitarás recoger los siguientes ingredientes: 

  • Polvo de blanquear
  • Desarrollador (ver más abajo)
  • Champú (ver más abajo)
  • tazón para mezclar
  • Guantes
  • Pincel para teñir
  • Peine 

Elegir su champú y revelador

El champú y el revelador que utilices pueden mejorar o deshacer tu baño decolorante. Por eso, nos gustaría profundizar un poco más en cómo elegir el champú y el revelador adecuados.

El champú adecuado

Cuando se trata de champús, puedes usar casi cualquier champú normal que te guste, siempre y cuando no infrinja ninguna de estas reglas: 

  • No utilices champús clarificantes para esta mezcla, ya que son muy fuertes. 
  • No utilices champús morados o azules. Los baños tonificantes y blanqueadores deben realizarse por separado. El polvo decolorante afectará el pigmento del champú, reduciendo su eficacia. 
  • No utilice champú sin sulfatos. Puede interferir con la potencia de la lejía y hacer que el baño de lejía sea en gran medida ineficaz. 
El desarrollador adecuado

Hay varias opciones de desarrollador para elegir. Cuanto más fuerte sea el revelador, mayor será la concentración de peróxido de hidrógeno que contiene. Las fortalezas de los desarrolladores varían de 10 a 50, siendo 10 la más débil y 50 la más fuerte. 

Si te vas a dar un baño decolorante, es probable que quieras causarle el menor daño posible a tu cabello. Por esta razón, lo mejor es seguir con peróxido de 10 volúmenes, especialmente si nunca antes te has decolorado.

Elegir un revelador débil te permitirá controlar cómo tu cabello soporta el tratamiento. También puedes probar peróxido de 20 volúmenes si quieres un tono un poco más claro, aunque es mejor no excederlo.

Hacer el baño de lejía

Una vez que tengas todos los materiales juntos, es hora de hacer el baño de lejía. Estos son los pasos a seguir para obtener los mejores resultados posibles:

  • Combina el blanqueador y el revelador según las instrucciones del paquete del blanqueador. Por lo general, mezclarás una parte de polvo decolorante con una o dos partes de revelador. 
    • Dispensa los dos ingredientes en un recipiente de plástico o cerámica y combínalos bien. Una vez que estén bien mezclados, llega el momento de añadir el champú.
  • Agrega champú a la mezcla. Usa la misma cantidad que usarías normalmente para lavarte el cabello. Puedes usar un poco más si quieres diluir la mezcla, aunque demasiado podría ensuciar. 
  • Mezcle bien los tres ingredientes con una cuchara de plástico o una brocha para teñir. Una vez que esté mezclado, estará listo para comenzar a aplicar el baño decolorante.

Prepare su área de decoloración

Para preparar tu zona de decoloración, necesitarás: 

  • Ponte un par de guantes. Esto protege tus manos de los químicos de la mezcla.
  • Divide tu cabello para una aplicación más fácil. Asegure cada una de las secciones con una cinta para el cabello o una pinza. 
  • Ponte ropa vieja para evitar manchar tu mejor vestimenta. 
  • Coloque toallas viejas en las encimeras o pisos. Esto evitará que cualquier derrame dañe estas superficies y además facilitará la limpieza.

Moja tu cabello

Una vez que tu área esté lista y tengas tus suministros a mano, es hora de humedecer tu cabello. Humedecer tu cabello diluye la mezcla del baño decolorante, protegiendo aún más tus rizos del daño.

Tu cabello no debe gotear, o el baño decolorante se escurrirá junto con el agua. Después de mojar tu cabello, usa una toalla de microfibra para absorber el exceso de humedad.

Aplicar la mezcla de blanqueador

Una vez que hayas mezclado los ingredientes del baño decolorante, es hora de aplicar la mezcla en tu cabello. El proceso de solicitud es más fácil de lo que piensa y esto es lo que debe hacer para hacerlo bien. 

  • Aplica el decolorante en las ¾ partes inferiores del cabello, avanzando sección por sección. Evita las raíces hasta que hayas cubierto cada mechón. Este es un paso necesario porque las raíces se blanquearán más rápido. Si se hacen primero, quedarán más claros que las puntas.
  • Use un cepillo aplicador o sus manos enguantadas para aplicar la mezcla en su cabello para una mejor cobertura. Peinar el baño decolorante sobre el cabello es otra opción: haz lo que mejor te funcione. 
  • Aplica el blanqueador más cerca de las raíces. Masajéalo en el cabello y evita frotarlo en el cuero cabelludo. Si frotas el baño decolorante en tu cuero cabelludo, podría causar irritación, con síntomas como ardor, enrojecimiento y picazón.

Espere a que funcione el baño de lejía               

Después de haber aplicado el lavado decolorante en tu cabello, este necesita tiempo para desarrollarse. Puedes recogerte el cabello para mantenerlo fuera de tu cara durante este tiempo. También puedes cubrirlo con film transparente o un gorro de ducha, aunque no es necesario.

El tiempo de desarrollo puede variar, dependiendo de los resultados que estés buscando. Si solo estás tratando de aclarar un poco tu cabello natural, dejarás el baño decolorante por menos tiempo que si estuvieras tratando de desvanecer el tinte artificial. Por lo tanto, revisa el progreso cada 5 minutos hasta que alcances el tono deseado. 

El tiempo total de procesamiento puede ser de entre 20 y 30 minutos, aunque es mejor no exceder los 45 minutos. Mantenerse dentro de estos parámetros garantiza evitar daños graves, incluso con la mezcla de lejía más suave.

Enjuague bien 

Una vez que tu cabello esté aclarado al tono correcto, es hora de enjuagar. Mantén tus guantes puestos y deja correr agua tibia sobre tu cabello hasta que desaparezca la mezcla decolorante. Asegúrese de eliminar todo rastro, ya que cualquier residuo puede causar más daños.

Rehidratar con acondicionador

Una vez que tu cabello esté libre del baño decolorante, lo mejor es acondicionarlo. Hacerlo ayudará a reducir la sequedad y restaurar la suavidad de tu cabello.

Puedes usar cualquier acondicionador regular que desees. Si tu cabello está especialmente seco, un acondicionador profundo o una mascarilla para el cabello agregarán los nutrientes e hidratación que tanto necesitas.

Nota : El cabello negro es el más difícil de decolorar debido a su oscuridad. Al usar un baño decolorante, no quedará rubio después. Se aclarará solo hasta alcanzar un tono marrón, así que no esperes resultados drásticos con este proceso.

Si solo quieres un color un poco más claro, un solo lavado con lejía puede ser suficiente. Pero aquellos que buscan lograr un tono aún más claro pueden necesitar varios tratamientos.

Es posible que tengas la tentación de lavarte con lejía seguidos, pero es mejor esperar entre unos días y una semana entre tratamientos. Hacerlo asegurará que su cabello haya tenido tiempo de recuperarse antes de volver a tratarlo. 

Cuidar tu cabello después de un baño decolorante

Después de un baño de lejía, hay algunas cosas que puedes hacer para mantenerlo sano y fuerte:  

  • Utilice un acondicionador de calidad. Además de acondicionar tu cabello inmediatamente después del tratamiento, debes acondicionarlo después de cada lavado. También puedes usar un acondicionador profundo cada pocos días o una semana si tu cabello se siente muy seco. 
  • Utilice un acondicionador sin enjuague todos los días para ayudar a combatir la sequedad. Protegerá tu cabello de todo lo que el día le depara a tu cabello.
  • Vaya sin calor. Herramientas como secadores, planchas y rizadores queman y resecan el cabello. Demasiado de esto y tu cabello estará rizado, quebradizo y lleno de puntas abiertas. Dañar tu cabello con calor después de una sesión de decoloración agrava todos estos efectos negativos del calor. Si debes peinar tu cabello con calor, toma precauciones especiales para protegerlo tanto como sea posible, como (1) usar un protector térmico cada vez que saques las herramientas de peinado calientes y (2) pasar las herramientas térmicas sobre tu cabello solo una vez.

Pros y contras de los baños de lejía

Un baño de lejía es una alternativa útil al blanqueamiento regular, aunque tiene algunas desventajas a considerar. Los siguientes son los pros y los contras de este tratamiento capilar.

Ventajas:

  • Es más suave que la decoloración normal.
  • Es ideal para quitar el color permanente o descolorido.
  • Puedes teñirte el cabello inmediatamente después de un baño decolorante.
  • Aclara tu cabello sólo uno o dos niveles.
  • Incluso las personas más inexpertas pueden hacerse un baño de lejía: es así de fácil de aplicar. 
  • Es adecuado para cabellos frágiles.

Contras:

  • Contiene productos químicos, por lo que todavía causa sequedad.
  • No puedes usarlo para volverte completamente rubio.
  • El proceso puede dar como resultado un cabello cobrizo o anaranjado que requiere tóner.
  • Los colores más oscuros, como el negro, requerirán varias sesiones para lograr una iluminación significativa.

Lo que se debe y no se debe hacer con los baños de lejía

Si ha decidido probar un baño de lejía, hay algunas cosas que debe y no debe hacer para recordar. Conocer esta información garantizará que obtenga los resultados que desea.

Qué hacer

  • Realice una prueba de alergia antes de su primer baño con lejía. Requiere que mezcle una pequeña cantidad de baño de lejía, extienda una cantidad de una moneda de un cuarto en el interior del codo y examine su piel después de 48 horas. Si no hay irritación, no sigas con el baño de lejía. 
  • Utilice revelador de 10 volúmenes: los reveladores potentes pueden provocar daños duraderos. 
  • Elija un champú con sulfato para la mezcla.
  • Aplica el baño decolorante sobre el cabello mojado. 
  • Verifique el color cada 5 minutos después de la aplicación.
  • Utilice un acondicionador profundo después del tratamiento.

No hacer

  • No uses un champú clarificante o morado para la mezcla. 
  • No esperes resultados significativos en cabello oscuro. 
  • No dejes el baño de cloro por más de 45 minutos. 
  • No te peines con calor después, a menos que sea absolutamente necesario. 

Alternativas a los baños de lejía

Aunque un baño de lejía es una opción más segura que la decoloración total, no es la opción correcta para todos. Quienes prefieran minimizar el uso de productos químicos pueden estar buscando alternativas. Afortunadamente, existen algunas opciones para aclarar el cabello que son más seguras y naturales.

Vitamina C

La vitamina C contiene ácido cítrico, que puede ayudar a aclarar el color del cabello. Para realizar un tratamiento aclarante con vitamina C, sigue los siguientes pasos: 

  • Triture 30 o más tabletas de vitamina C y mézclelas con champú. 
  • Aplica la mezcla en tu cabello de la misma manera que un baño decolorante. 
  • Después de 5 minutos, enjuaga la mezcla, acondiciona y luego continúa con tus rutinas normales de cuidado y peinado del cabello. 

Bicarbonato

El bicarbonato de sodio es excelente para blanquear, razón por la cual los fabricantes lo usan en pastas de dientes y champús. Esto es lo que debes hacer para aclarar tu cabello con bicarbonato de sodio: 

  • Mezcla ½ taza de bicarbonato de sodio con agua tibia para crear una pasta. 
  • Aplica la mezcla en tu cabello y déjala reposar durante 15 a 20 minutos. 
  • Enjuáguelo, lávelo y acondicione.
  • Repite el tratamiento hasta una vez por semana hasta obtener el tono más claro que buscas.

Jugo de limon

Entre los mejores agentes blanqueadores naturales que existen se encuentra el jugo de limón. Es una excelente alternativa al baño de lejía. Pero debes saber que puede resultar algo resecante, por lo que no debes usarlo solo. En su lugar, haga lo siguiente para probarlo: 

  • Mezcla una taza de jugo de limón fresco con un poco de agua tibia o acondicionador. 
  • Luego usa una botella con atomizador para aplicarlo en tu cabello.
  • Una vez que apliques el jugo de limón en tu cabello, espera 2 horas para que haga efecto. Es mejor sentarse al sol mientras espera, ya que los rayos ultravioleta reaccionarán con el jugo de limón y aumentarán su poder aclarante.

Ahora ya sabes todo lo que hay que saber sobre los baños de lejía y qué los hace útiles. Esperamos que este artículo te facilite el proceso del baño decolorante y te deseamos lo mejor en tu nuevo cambio de color.

Te puede interesar:  Las 7 etapas graduales para aclarar el cabello oscuro a rubio helado o blanco

Indice de contenidos