Saltar al contenido

¿Cuál es la proporción de blanqueador y revelador? Mezcla de blanqueador y revelador

¿Estás pensando en decolorar tu cabello próximamente? Si es así, ¡necesitas escuchar esto! Usar la cantidad adecuada de blanqueador y revelador es fundamental si deseas obtener un buen resultado.

Entonces, ¿cuál es la proporción de blanqueador y revelador que recomendamos?

En este artículo, revelaremos la proporción estándar de blanqueador y revelador recomendada por la mayoría de los profesionales. También te daremos consejos sobre cómo aprovechar al máximo tu mezcla de cloro, así que asegúrate de leer hasta el final.

¿Cuál es la proporción de blanqueador y revelador?

Aunque siempre debes seguir las instrucciones de tus productos específicos, la mayoría de los profesionales recomiendan usar lejía y revelador en una proporción de 1:2. Agregar una parte de blanqueador y dos partes de revelador le brinda una consistencia cremosa pero fácil de aplicar.

La textura espesa y líquida se extiende rápida y uniformemente, por lo que el color no quedará irregular. Debes utilizar la misma proporción 1:2, independientemente del volumen de revelador

¿Qué sucede si pones demasiado revelador en lejía?

Poner demasiado revelador en la mezcla de cloro hará que la mezcla quede líquida, por lo que aplicarla será un desafío. También hará que sea más difícil mantener la lejía fuera de la cara y la piel, lo que puede provocar quemaduras e irritación. Pero eso no es todo.

Es posible que el blanqueador con demasiado revelador no se adhiera lo suficientemente bien a las hebras para aclararlas de manera efectiva.

Por último, su color puede volverse pálido y apagado en lugar de fresco y vibrante. Si accidentalmente agregas demasiado revelador a tu mezcla de cloro, deséchalo y prepara una nueva tanda. 

Cómo mezclar decolorante en polvo y revelador

Ahora que conoce la proporción correcta de blanqueador y revelador, nos gustaría guiarlo por el resto del proceso. Una mezcla adecuada es crucial si quieres lograr buenos resultados, por eso aquí tienes instrucciones paso a paso sobre cómo mezclar tu decolorante en polvo con un revelador. 

Prepare sus suministros 

El primer paso para mezclar blanqueador y revelador es preparar todos los suministros. El blanqueador no dura mucho una vez mezclado, por lo que debes asegurarte de que todo esté listo para funcionar.

Asegúrese de tomar lo siguiente antes de comenzar.

  • Polvo de blanquear
  • Guantes
  • Tapa de procesamiento
  • cepillo aplicador
  • Tazón para mezclar no metálico
  • Pinzas de cabello
  • Cuchara de plástico
  • Desarrollador
    • Los desarrolladores tienen una variedad de puntos fuertes. A continuación se explica cómo decidir qué concentración utilizar. Tenga en cuenta que siempre debe utilizar el volumen de revelador efectivo más bajo
  • Desarrollador de 10 volúmenes : 10 Vol es el revelador más débil. Es demasiado débil para aclarar el cabello en una sola sesión y generalmente se usa para teñir el mismo nivel o para teñir el cabello de un tono más oscuro .
  • Desarrollador de 20 volúmenes : esta concentración aclara el cabello de uno a dos niveles sin un riesgo de daño significativo. 20 Vol también es ideal para tonificar cabellos rubios o cubrir canas. 
  • Desarrollador de 30 volúmenes : el revelador de 30 volúmenes puede aclarar el cabello de dos a tres niveles
  • Desarrollador de 40 volúmenes y 50 volúmenes : estos desarrolladores fuertes pueden levantar tu cabello en tres o más niveles. Sin embargo, los reveladores de 40 y 50 volúmenes son increíblemente dañinos y no deben usarse a menos que tengas mucha experiencia.

Prepare su área

El blanqueador puede aclarar tu ropa e irritar tu piel, así que asegúrate de proteger tu área antes de comenzar. Ponte guantes y usa ropa que no te importe que se manche.

Colócate una toalla vieja alrededor del cuello y métela dentro de la camisa. También es posible que desees colocar toallas o periódicos viejos para proteger las superficies de las salpicaduras de lejía. 

Divide tu cabello

Una vez que la mezcla de cloro esté lista, tendrás un tiempo limitado para usarla antes de que caduque. Asegúrate de tener suficiente tiempo para aplicar el decolorante preparando tu cabello con anticipación. Divide tu cabello en cuatro o más secciones y asegúralas con una goma para el cabello o una pinza. 

Mezcla tu blanqueador y revelador

Vierte el blanqueador en polvo en un recipiente no metálico, preferiblemente de plástico. Luego, agrega dos partes de revelador y una parte de lejía. Mezcla bien hasta quedar con una consistencia uniforme y sin grumos.

Una vez que hayas mezclado el decolorante y el revelador, tendrás que usarlo dentro de los próximos veinte minutos. El uso de lejía en mal estado aumenta las posibilidades de sufrir daños graves y puede alterar los resultados del color. 

Aplica tu mezcla decolorante para el cabello

Una vez que hayas terminado de mezclar el decolorante y el revelador, estará listo para aplicar. Retire una de las secciones de la espalda y separe una fina mecha de cabello. Aplica el decolorante a tus mechones con un cepillo aplicador.

Tus raíces se procesan más rápido que las puntas y la mitad del cabello. Comience aplicando el decolorante aproximadamente a una pulgada del cuero cabelludo y trabaje hacia abajo. 

Luego, una vez que hayas terminado con el resto de medios y puntas, regresa y retoca tus raíces. Asegúrate de que tu cabello esté completamente saturado con decolorante y cúbrelo con un gorro de procesamiento.

Configure un temporizador y espere el tiempo especificado.

Por lo general, esto durará entre 10 y 30 minutos, dependiendo del color de tu cabello y del tono deseado. Cuanto más tiempo permanezca el decolorante en tu cabello, es más probable que cause daño, así que vigila cómo se aclara el color mientras esperas. 

Enjuague y tonifique

Tan pronto como hayas alcanzado el tono deseado o se acabe el tiempo, enjuaga bien tu cabello con agua tibia. Revisa el color de tu cabello para detectar signos de mechas amarillas o cobrizos. Si quieres neutralizarlos , lávate el cabello con un champú azul o morado. 

Hacerlo ayudará a que tu rubio quede fresco y ceniciento o creará la base perfecta para el color de tu cabello. Continúe con un acondicionador hidratante profundo para ayudar a reparar su cabello y restaurar la humedad. Luego, seca tu cabello y evalúa tu nuevo color. 

Lo que se debe y no se debe hacer al mezclar blanqueador y revelador

Ahora que conoce los conceptos básicos de mezclar decolorante y revelador, nos gustaría que revisara esta lista de lo que se debe y no se debe hacer. Tener en cuenta estos consejos le ayudará a garantizar que sus resultados sean consistentes, uniformes y exactamente lo que deseaba.  

Qué hacer:

  • Utilice el revelador de volumen más bajo que pueda para obtener el tono deseado. Usar un revelador demasiado fuerte puede provocar rápidamente un desastre en el tinte para el cabello. 
  • Mezcle el decolorante y el revelador para el cabello en un recipiente que no sea de metal; lo mejor es el plástico. 
  • Usa un revelador en crema si eres nuevo en la decoloración del cabello. Es menos probable que se desparrame que el revelador líquido. 
  • Haz una prueba de parche y mechón antes de aplicar la mezcla decolorante en toda tu cabeza. 
  • Cúbrete el cabello con un gorro después de aplicar el decolorante, a menos que el empaque del decolorante indique lo contrario.  
  • Asegúrate de que tu cabello esté lo suficientemente sano como para decolorarlo antes de comenzar el proceso. 
  • Siga las instrucciones de su blanqueador y revelador. 

Qué no hacer: 

  • No guardes la lejía sobrante
  • No uses la mezcla de lejía si sale demasiado líquida. 
  • No decolores tu cabello más de una vez al día. 
  • No utilices nada más fuerte que el revelador de 30 volúmenes a menos que tengas mucha experiencia.
  • No utilices una mezcla blanqueadora mal mezclada. 
  • No hagas más mezcla de lejía de la que crees que necesitarás.
  • No uses la mezcla de lejía después de 20 minutos, ya que se echa a perder rápidamente. 

¿Cuál es la proporción de blanqueador y revelador 20?

La proporción típica para mezclar blanqueador y revelador de 20 volúmenes es 1 parte de blanqueador en polvo por 2 partes de revelador. Esta proporción es ideal para aclarar el cabello de manera efectiva y minimizar el daño. Usar la proporción correcta ayuda a garantizar un resultado de color brillante y un cuidado óptimo del cabello.

¿Qué es 1 parte de blanqueador por 2 partes de revelador?

Una mezcla de 1 parte de blanqueador por 2 partes de revelador significa que por cada unidad de blanqueador en polvo, necesitarás el doble de esa cantidad de revelador. Esta proporción permite aclarar el cabello de manera efectiva y al mismo tiempo minimizar el daño potencial. Es esencial seguir la proporción adecuada para un color y cuidado óptimos del cabello.

¿Cómo mezclar decolorante en polvo y revelador?

Primero, para mezclar adecuadamente el blanqueador en polvo y el revelador, mida la proporción recomendada (comúnmente 1 parte de blanqueador en polvo por 2 partes de revelador) y combínelos en un recipiente no metálico. Revuelve la mezcla de blanqueador y revelador hasta que quede suave y cremosa. Este método te ayudará a crear la mezcla ideal para un aclarado y cuidado eficaz del cabello.

¿Cómo medir el blanqueador y el revelador?

Para medir el blanqueador y el revelador se requiere una taza medidora o una báscula para determinar con precisión la proporción correcta, a menudo 1 parte de blanqueador en polvo por 2 partes de revelador. Seguir la proporción adecuada es vital para lograr transformaciones exitosas del color y el cuidado del cabello. Las mediciones precisas son esenciales para obtener resultados óptimos.

Decolorar tu cabello en casa puede ser una tarea desalentadora, pero con los productos adecuados y los pasos cuidadosos, se puede hacer perfectamente. Mezclar el polvo decolorante, el revelador y el tóner en la proporción correcta es crucial para lograr el color de cabello deseado sin dañarlo.

También es importante considerar tu tipo de cabello, ya sea cabello natural, cabello a granel, tejido o cierre, y usar la proporción y el volumen de revelador adecuados. Aplicar decolorante en las puntas del cabello antes de las raíces y utilizar un régimen de cuidado del cabello que sea útil para mantener el brillo del color también son consejos clave.

Recuerda tener mucho cuidado durante el proceso de decoloración para evitar dañar el cabello, y con estos consejos podrás lograr un color de cabello impactante y brillante.

¡Ahí lo tienes! Decolorar tu cabello es riesgoso, por lo que te recomendamos acudir a un salón para realizar una coloración profesional siempre que sea posible.

Si decides decolorar tu cabello, sigue las instrucciones lo más estrictamente posible para reducir las posibilidades de que algo salga mal. Dicho esto, esperamos que este artículo haya respondido todas tus preguntas sobre cómo mezclar decolorante y revelador.

Te puede interesar:  ¿Qué revelador utilizar para oscurecer el cabello y por qué? 10, 20, 30?

Indice de contenidos