Saltar al contenido

Cómo quitar la pintura del cabello: soluciones sencillas paso a paso

Ya sea que esté renovando su casa o acabando de completar una obra maestra, mancharse el cabello con pintura puede ser una experiencia preocupante. 

Si bien teñirnos el cabello de diferentes colores es definitivamente una tendencia en este momento, hacerlo por accidente, con pintura, no es deseable. No sólo lucirá pasado de moda, sino que también podría causar graves daños a tu cabello. 

Pero no te preocupes, quitar la pintura de tu cabello es mucho más fácil de lo que imaginas, especialmente si sigues nuestra guía paso a paso a continuación.

Cómo quitar la pintura del cabello: 7 soluciones sencillas

Existen muchas técnicas diferentes que pueden eliminar la pintura acrílica, la pintura de látex, la pintura al óleo, la pintura en aerosol y la pintura a base de agua del cabello. La técnica que mejor funcione para ti dependerá del tipo de pintura que tengas en el cabello y de la cantidad de pintura que esté pegada en tu cabello.

Por ejemplo, las pinturas al óleo pueden resultar más difíciles de eliminar que las pinturas a base de agua y grandes cantidades de pintura pueden tardar más en salir que una o dos motas. De todos modos, estas técnicas están diseñadas para ayudar a eliminar manchas de pintura antiestéticas.

Estas son algunas de las técnicas más comunes para quitar la pintura del cabello:

Utilice un champú normal (o champú clarificante)

Dependiendo del tipo de pintura que se haya mezclado en tu cabello, es posible que solo necesites un buen champú para lavarlo. Un champú fuerte y clarificante que se pueda comprar en cualquier tienda de productos de belleza, farmacia o droguería debería ser suficiente.

Primero peina tu cabello para eliminar la pintura suelta y seca y luego moja bien tu cabello en la ducha. Aplica una cantidad generosa de champú y frota bien tu cabello.

Asegúrate de prestar especial atención al área afectada que contiene la mayor cantidad de pintura, trabajando en estas manchas con las yemas de los dedos. 

Enjuaga el champú e inspecciona tu cabello. Si la pintura aún permanece en tu cabello, es posible que tengas que repetir este proceso una segunda vez, dejando el champú actuar por un período de tiempo más largo. 

Enjuágate el cabello como de costumbre y continúa con un tratamiento acondicionador. 

El jabón para platos elimina la suciedad endurecida y pegajosa

Usar un jabón para platos que esté especialmente formulado para suciedad difícil y grasosa será especialmente útil para eliminar la pintura a base de aceite del cabello y también puede ayudar con cualquier otro tipo de pintura.

Un jabón para cortar grasa como la marca Dawn no solo podrá eliminar la pintura, sino que también será lo suficientemente suave como para no dañar tu cabello después. 

Para probar este método, aplica una cantidad generosa de jabón para platos en tus manos y masajea el jabón en tu cabello, prestando especial atención a las áreas que contienen más pintura. 

Deje que el jabón para platos repose durante aproximadamente quince a veinte minutos y luego enjuáguelo bien. Si aún queda pintura, puedes repetir este método nuevamente o, si tu cabello luce claro, puedes completar la sesión lavándote el cabello con tu champú habitual.

También escribimos anteriormente sobre cómo se puede usar el jabón para platos Dawn para el crecimiento del cabello , por lo que podría haber otros beneficios al usar jabón para platos en el cabello.

Intente usar pasta de dientes con agua tibia

La pasta de dientes es algo que todos tenemos en nuestros hogares y es una opción extremadamente económica a la hora de quitar la pintura del cabello. Los compuestos de la pasta de dientes se adherirán a la pintura, lo que permitirá que se separe del cabello mucho más fácilmente.

Para probar este método, separa las secciones de cabello que contienen la pintura y aplica pasta de dientes en estas áreas específicas. Aplique la pasta de dientes con las yemas de los dedos y déjela reposar durante diez a quince minutos para tener la oportunidad de empapar la pintura.

Cuando suene el cronómetro, use un peine para desenredar, un peine de dientes anchos o un peine para piojos para pasar suavemente la pasta de dientes.

Esto debería aflojar la pintura (ya que la pasta de dientes actúa como un abrasivo suave) y permitir que la pintura ablandada se elimine completamente del cabello. Continúe trabajando en el cabello, sección por sección, eliminando la mayor cantidad posible de pintura y pasta de dientes con el peine. 

Luego, use su champú habitual y agua tibia para frotar bien su cabello y eliminar los restos de pasta de dientes y partículas de pintura. 

Nota: Según nuestra experiencia, un peine de dientes finos (como el peine de un tocador) no funciona tan bien, especialmente si tienes el cabello naturalmente rizado. Si tienes el cabello más liso o tipo 1, usar un peine de dientes finos debería funcionar perfectamente. Además, algunas mujeres tienen más éxito usando “pasta de dientes arenosa”.

Usar vinagre para quitar la pintura del cabello

Usar vinagre para quitar la pintura del cabello es una excelente opción, especialmente si no te importa el olor distintivo que conlleva el uso de vinagre.

El vinagre de sidra de manzana es una de las mejores opciones de vinagre y, de hecho, muchas personas suelen utilizar un enjuague con vinagre de sidra de manzana en el cabello como clarificador natural para eliminar la acumulación de grasa y productos. 

Para probar este método, masajea una cantidad generosa de vinagre de sidra de manzana en tu cabello, prestando mucha atención a las áreas más afectadas por la pintura.

Los compuestos del vinagre ayudarán a descomponer las partículas de pintura, lo que hará que sea mucho más fácil eliminarlas.

Una vez que el vinagre haya reposado un rato, utiliza un peine desenredante y peina suavemente el cabello. La pintura debe eliminarse fácilmente con un cepillo y los restos de pintura restantes deben poder eliminarse fácilmente del cabello con un champú normal.

Puedes probar el método del aceite para bebés para eliminar pinturas a base de aceite

El aceite de bebé o el aceite mineral es una excelente opción para usar cuando se intenta eliminar la pintura a base de aceite del cabello. La naturaleza aceitosa de estas sustancias ayudará a suavizar la pintura, haciendo que sea mucho más fácil de quitar, aflojando su agarre del tallo del cabello. 

Para utilizar este método, aplique una pequeña cantidad de aceite de bebé en una bolita de algodón o toalla de papel y frótelo en las áreas de pintura del cabello. Aplique lo suficiente para humedecer la pintura y luego déjela empapar y reposar en el cabello durante aproximadamente media hora. 

Una vez que el aceite haya tenido tiempo de reposar, utiliza un peine desenredante de dientes anchos y peina el cabello. La pintura al óleo debería poder eliminarse del cabello con bastante facilidad. Si aún queda algún residuo de pintura, aplica otra aplicación de aceite y deja reposar nuevamente, repitiendo todo este proceso.

A continuación, lava el cabello con tu champú favorito y acondiciona tu cabello como de costumbre.

Usar aceite de oliva como diluyente de pintura para pintura a base de aceite

Al igual que con otros aceites, el aceite de oliva (o un aceite de cocina similar, como el aceite vegetal) también es excelente para descomponer y eliminar los restos de pintura a base de aceite del cabello. Puedes aplicar el aceite de oliva directamente sobre las áreas pintadas o puedes masajearlo suavemente por todo el cabello. 

Deje que el aceite de oliva repose sobre el cabello durante quince a veinte minutos y luego enjuáguelo. Debido a la naturaleza aceitosa de este producto, lo más probable es que desees seguir este tratamiento con un lavado rápido con tu champú favorito. 

Considere usar mantequilla de maní para quitar la pintura

La mantequilla de maní es uno de los trucos más antiguos del libro y tiene muchos usos prácticos en el hogar, además de hacer un delicioso sándwich de mantequilla de maní y mermelada.

Debido a que la mantequilla de maní está hecha principalmente de aceite, ayudará a descomponer las sustancias aceitosas que se han enredado en el cabello (en este caso, la pintura). 

Dependiendo de la cantidad de pintura que intentes quitar, es posible que desees optar por una versión con trozos de mantequilla de maní.

Si bien esto puede no ser lo más atractivo para untar en tus mechones, la arena que contiene esta mantequilla de maní funcionará de manera similar al papel de lija y ayudará a quitar la pintura.

Aplica la mantequilla de maní en las partes pintadas de tu cabello y masajea suavemente tu cabello con las yemas de los dedos. Deje reposar la mantequilla de maní durante un corto período de tiempo (entre diez y quince minutos) y luego vuelva a mezclarla con los dedos. 

Si parece que la pintura se está descomponiendo, puedes seguir adelante y lavarte el cabello como de costumbre. De lo contrario, debes aplicar más mantequilla de maní y dejarla reposar unos minutos más para que realmente haga su magia. 

¿Cuál es la mejor forma de cuidar tu cabello después de quitar la pintura?

Quitar la pintura de tu cabello puede hacer que tus mechones se sequen y dañen. Esto puede afectar el crecimiento del cabello y causar daños y roturas. 

Un buen tratamiento acondicionador puede revertir los signos de daño, aumentar el volumen y la vitalidad de tu cabello, dando como resultado un cabello más fuerte, sano y brillante. 

Si bien muchos salones y farmacias ofrecen excelentes tratamientos de acondicionamiento, estos a menudo pueden resultar costosos. 

Puedes crear un acondicionador tú mismo en casa, sin tener que derrochar en costosos productos de calidad de salón. Para crear tu propio tratamiento acondicionador utilizando ingredientes simples que puedes encontrar en tu propia cocina, sigue estos pasos.

Necesitará:

  • ½ de un aguacate maduro
  • ½ cucharadita de aceite de oliva
  • 3 gotas de aceite esencial (pruebe con aceite de lavanda, aceite de eucalipto o aceite de romero)

En un bol tritura bien el aguacate con un tenedor. Agregue el aceite de oliva y el aceite esencial y mezcle bien para hacer una pasta uniforme y bien combinada. 

Aplique esta pasta sobre el cabello seco (o casi seco), comenzando por las puntas y avanzando hacia arriba. Masajea la mezcla en el cabello y cúbrelo con un gorro de ducha, una bolsa de plástico o una envoltura de plástico. Deja que esta mezcla humectante repose en tu cabello durante al menos diez a quince minutos.

Lava la mezcla en la ducha y luego lávate el cabello con tu champú favorito. Deja que tu cabello se seque y peina como de costumbre.

Además, no es necesario esperar a que ocurra un percance con la pintura para probar esta terapia ultrahidratante en casa. Esta técnica de hidratación se puede utilizar semanalmente para transformar el cabello dañado por el calor y el estrés ambiental.

Conclusión

La pintura no es algo que normalmente quieras que se adhiera a tu cabello y, si no se trata adecuadamente, puede hacer que tus mechones se sequen y se vuelvan quebradizos.

El cabello seco y quebradizo no sólo tendrá un aspecto poco saludable, sino que también se sentirá poco saludable. Si se encuentra en una situación en la que sus cerraduras han sido pintadas sin darse cuenta, pruebe uno de los consejos fáciles y económicos enumerados anteriormente.

Si las opciones descritas en este artículo no funcionan, algunas mujeres han intentado usar quitaesmalte, alcohol isopropílico, limpiador de alfombras, peróxido de hidrógeno, alcoholes minerales y otros alcoholes metilados, como el alcohol desnaturalizado.

No incluimos estas sustancias dentro del alcance del artículo, porque en la mayoría de los casos no son necesarias para quitar la pintura y estas opciones adicionales son más duras para el cabello.

Sin embargo, existen muchos tipos diferentes de pintura y es posible que algunas manchas de pintura no respondan a las soluciones descritas en este artículo. Si es así, es posible que tengas que probar uno de los métodos más duros.

Te puede interesar:  Cómo utilizar el tinte de cabello semipermanente iónico: tutorial paso a paso

Indice de contenidos