Saltar al contenido

Cómo utilizar la sal de Epsom para el crecimiento del cabello y otros usos de la sal

La sal de Epsom se ha vuelto muy popular como remedio para varias afecciones de salud. En la industria de la belleza, ha sido un ingrediente esencial en los baños minerales terapéuticos, donde la gente añade sales de Epsom a un baño tibio para tratar los músculos doloridos.

Dado que el magnesio se absorbe fácilmente en la piel y los folículos pilosos, la sal de Epsom también se ha convertido en un ingrediente interesante para los tratamientos para el cuidado del cabello.

La sal de Epsom contiene formas puras de magnesio y azufre que se han asociado con diversos beneficios de belleza (por ejemplo, eliminar las células muertas de la piel durante el baño de pies). Se cree que el magnesio y el azufre aumentan el volumen del cabello y ayudan a mantener un cuero cabelludo saludable.

Lo más importante es que la sal de Epsom puede ser una solución eficaz para problemas del cuero cabelludo como la caspa y la inflamación.

Si se pregunta si la sal de Epsom puede funcionar para usted, este artículo analiza varias formas, técnicas y métodos de uso de la sal de Epsom para el crecimiento del cabello, la piel seca, la salud del cuero cabelludo y mucho más.

¿Qué es la sal de Epsom?

La sal de Epsom, también conocida comúnmente como sulfato de magnesio (a veces llamada sal de magnesio), es un compuesto químico natural que consta de magnesio, azufre y oxígeno.

Su nombre deriva de un manantial salino en Epsom, Inglaterra, donde se descubrió la sal. Independientemente de su nombre, la sal de Epsom es significativamente diferente de la sal de mesa común. Su estructura química es la única razón por la que se le llama «sal».

Si bien su apariencia se asemeja a la sal de mesa, la sal de Epsom es muy amarga y desagradable. Sin embargo, algunas personas lo beben por sus beneficios para la salud.

La mayoría de los beneficios para la salud relacionados con la sal de Epsom se pueden atribuir al magnesio, un mineral esencial y una deficiencia común en muchas personas.

Al disolver la sal de Epsom en agua se liberan sus iones de magnesio y sulfato.

Según estudios científicos , las partes de la piel con folículos pilosos pueden absorber magnesio mejor que la piel sin folículos pilosos. Además, el sulfato de magnesio tiene una textura gruesa que ayuda a exfoliar el cuero cabelludo eliminando la piel muerta y la acumulación de sustancias.

¿Qué hace la sal de Epsom por tu cabello?

La sal de Epsom es un excelente exfoliante del cuero cabelludo que elimina las zonas muertas de la piel, la suciedad acumulada y el exceso de grasa. Principalmente, esta acumulación obstruye los folículos pilosos y los poros del cuero cabelludo y puede provocar inflamación y otros problemas del cuero cabelludo.

Además, masajear el cuero cabelludo con sal de Epsom ayuda a mejorar la circulación sanguínea para estimular el crecimiento del cabello .

El magnesio se encuentra entre los minerales más importantes del cuerpo, pero a menudo las personas no obtienen suficiente y necesitan complementar su ingesta de magnesio con un multivitamínico.

El mineral ayuda al cuerpo a combatir la inflamación y las infecciones. Cuando se aplica sal de Epsom en el cuero cabelludo, los iones de magnesio se absorben en las capas dérmicas para revitalizar y nutrir los tejidos.

Cómo utilizar la sal de Epsom para el cuidado del cabello

La sal de Epsom es un ingrediente cada vez más popular entre las mujeres con cabello rizado. Se utiliza con mayor frecuencia en regímenes de cuidado del cabello y las historias de éxito van en aumento.

Existen varias formas de utilizar la sal de Epsom en tu rutina de cuidado del cabello. Sin embargo, el método más adecuado depende de tu tipo de cabello .

Mezclas de sales para cabello graso

Si tu cabello y cuero cabelludo son grasos, te recomendamos combinar sal de Epsom y champú. Está bien incluir un par de cucharadas de sal de Epsom en su botella habitual de champú.

El propósito de esta mezcla es eliminar el exceso de grasa en el cabello y el cuero cabelludo con cada lavado, similar a un champú clarificante. Para crear este tratamiento capilar, algunas mujeres mezclan partes iguales de champú y sal de Epsom.

Alternativamente, recomendamos agregar sal de Epsom directamente en la botella de champú; agregue dos cucharadas por cada 16 onzas de champú.

Para obtener una mezcla equilibrada, agite bien la botella de champú después de agregar la sal y antes de cada lavado. Cuando te laves el cabello, aplica la mezcla de champú y sal de Epsom como lo haces con el champú normal.

Tómese su tiempo para garantizar una aplicación completa, profunda y uniforme en el cuero cabelludo y los mechones de cabello, prestando atención a las partes más grasas de su cabello y cuero cabelludo.

Sería mejor si solo usaras champú con sal de Epsom después de cada dos lavados regulares. Alternar las sesiones de lavado con champú puede minimizar la posibilidad de que el cabello y el cuero cabelludo se sequen por el uso de sal de Epsom.

Si necesitas ayuda para crear un régimen capilar natural, lee este artículo . Si su cabello es más difícil de hidratar , Epsom puede causar problemas en los tipos de cabello seco, provocando que el cabello y el cuero cabelludo se sequen. Se proporcionan más detalles en la siguiente sección.

Sal para cabello quebradizo o seco

Si eres una de esas mujeres con cabello seco, es mejor evitar mezclar sal de Epsom con tu champú. De lo contrario, lavarse el cabello con un champú mejorado con sales de Epsom puede provocar sequedad excesiva y dañarlo.

Sin embargo, puedes disfrutar de los beneficios de agregar sal a tu acondicionador. Esto puede mejorar el volumen de tu cabello y realzar la apariencia de tus rizos.

Mezcla partes iguales de sal de Epsom y tu acondicionador para el cabello, pero solo debes preparar el tratamiento según demanda para un acondicionamiento periódico.

Se recomienda mezclar el acondicionador y la sal de Epsom en un recipiente para microondas y luego calentar la mezcla antes de aplicarla en el cabello.

Sin embargo, solo debes calentar la mezcla hasta que esté tibia pero no caliente. Esto ayuda a que la sal se disuelva en el acondicionador antes de aplicar la mezcla.

Lávate el cabello con champú como de costumbre antes de aplicar el acondicionador para el cabello con sal de Epsom. Asegúrate de aplicar bien el acondicionador en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.

Lo más importante es asegurarse de que el acondicionador cubra todos los mechones de cabello, desde la raíz hasta las puntas. Deja el acondicionador de sal de Epsom en tu cabello durante al menos 20 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia.

Sin embargo, es vital limitar el uso del acondicionador con sal de Epsom a no más que cualquier otro tratamiento acondicionador habitual. Si se usa continuamente, la sal de Epsom probablemente secará aún más tu cabello ya deshidratado.

Beneficios del cuidado del cabello con sal de Epsom

La sal de Epsom tiene numerosos beneficios para el cabello y el cuidado de la piel. Ha sido ampliamente utilizado como remedio para diversos problemas del cabello y la piel. El cuero cabelludo es parte de tu piel y puede beneficiarse de la aplicación tópica de sulfato de magnesio.

Si bien el volumen del cabello es la razón más común para usar sal de Epsom, incluir sal en tu rutina de cuidado del cabello tiene otros beneficios.

Mejorar la salud del cabello y el cuero cabelludo

Según los científicos del cabello, el magnesio es un mineral vital para mantener una salud óptima del cuero cabelludo y del cabello. Del mismo modo, varios estudios han demostrado que las partes de la piel con abundantes folículos pilosos, como el cuero cabelludo, pueden absorber magnesio más fácilmente.

La sal de Epsom tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que pueden ayudar a combatir infecciones e inflamaciones en el cuero cabelludo. La acumulación continua de exceso de grasa y contaminantes en el cuero cabelludo puede provocar picazón e infecciones.

La aplicación regular de sal de Epsom en el cuero cabelludo alivia el picor y alivia las inflamaciones del cuero cabelludo. Según estudios de la Biblioteca Nacional de Medicina, el uso de sulfato de magnesio para el tratamiento del cabello puede reducir las inflamaciones y prevenir la aspereza de la piel.

Si bien los baños de sal de Epsom pueden ser efectivos, una combinación de aceite de coco y sal de Epsom masajeada en el cuero cabelludo y las raíces del cabello brinda los mejores resultados.

Alternativamente, algunas mujeres combinan una taza de sal de Epsom con aceite de oliva o jugo de limón. No hemos visto investigaciones sobre la efectividad de las combinaciones de aceite de oliva y jugo de limón, pero actualizaremos este artículo en el futuro si se materializan más datos.

Promueve el crecimiento del cabello y mitiga la caída del cabello.

El exceso de grasa acumulada en el cuero cabelludo puede hacer que el cabello parezca débil y sin vida. El uso de sal de Epsom puede revitalizar tu cabello y mejorar su volumen y vitalidad.

Además, la sal puede ayudar a controlar la falta de brillo y el encrespamiento de los folículos pilosos secos y dañados.

La sal de Epsom mejora la definición del cabello fino, sin vida y lacio. Cuando se usa regularmente, el magnesio y el oxígeno de la sal de Epsom fortalecen e hidratan los folículos pilosos.

Esto mitiga la caída del cabello, el encanecimiento prematuro del cabello y parchea las puntas abiertas. Se puede usar una solución de agua destilada (o agua filtrada) y sal de Epsom en el cabello para estimular las células ciliadas.

La sal de Epsom tiene propiedades higroscópicas y tiende a atraer y unir moléculas de agua. Por lo tanto, una aplicación tópica de sulfato de magnesio en el cabello y el cuero cabelludo puede tener un efecto hidratante en el cabello graso.

Sal para mejores rizos

Los enlaces disulfuro en la estructura del cabello determinan la apariencia física de los rizos. Varios estudios revelaron que agregar sulfato de magnesio a los agentes de enjuague fortaleció el cabello y aumentó la retención de los rizos.

Además, la sal de Epsom mejora el patrón de rizo y mejora la estabilidad en condiciones de alta humedad.

La sal de Epsom se presenta como un compuesto hidratado que es altamente hidrófilo, por lo que atrae y retiene el agua del medio ambiente.

Cuando aplicas sal de Epsom en tu cabello, neutraliza el potencial de hidrógeno (pH) y aumenta la cantidad de enlaces de hidrógeno en el cabello. Como resultado, esto reafirma los rizos y mejora el patrón de rizos existente.

Sal de Epsom para combatir y prevenir la caspa

Si bien la caspa es un problema capilar común, puede resultar bastante molesta. Existen innumerables productos comerciales para el cuidado del cabello que pueden ayudar con los problemas de caspa.

Aunque, si quieres una solución natural que funcione, puedes hacer un tratamiento capilar contra la caspa con sales de Epsom y decir adiós al cuero cabelludo escamoso.

El ingrediente principal de la sal de Epsom es el magnesio, que estimula y mejora la renovación celular al eliminar la acumulación de calcio en los folículos pilosos. La acumulación excesiva de calcio en el cuero cabelludo a menudo provoca un cuero cabelludo seco y escamoso y una posible caída del cabello.

Sorprendentemente, muchas personas con problemas graves de caspa suelen sufrir problemas más graves en el cuero cabelludo, como psoriasis y dermatitis.

La sal de Epsom puede ayudar a remediar el problema proporcionando nutrientes como sulfato y magnesio. También es un exfoliante físico que elimina la caspa y la acumulación de piel muerta.

Cómo utilizar la sal de Epsom para eliminar la caspa y las células muertas de la piel

Si desea obtener los mejores resultados al usar sal de Epsom para los problemas del cuero cabelludo, agregue siempre aceites como el aceite de aguacate o el aceite de nuez de karité. Se debe combinar una cucharadita de sal con seis cucharaditas de aceite.

Si tu cabello está seco, es mejor que uses un aceite esencial o un acondicionador nutritivo después de tratarlo con sal de Epsom.

Aplique el tratamiento con sal de Epsom sobre el cuero cabelludo ligeramente húmedo y masajee suavemente el cuero cabelludo durante unos tres a cinco minutos. Los gránulos eliminarán la piel muerta y exfoliarán el cuero cabelludo para tratar la caspa.

Finalmente, lávate el cabello con un champú humectante y utiliza tus aceites esenciales favoritos como lo harías normalmente en tu régimen de cuidado del cabello. Si necesita ideas sobre qué aceites esenciales usar (o cómo usarlos en su régimen), lea este artículo .

¿Por qué la sal de Epsom (o el sulfato de magnesio) hace que el cabello se sienta áspero y seco?

El tallo del cabello contiene principalmente proteínas fibrosas. Además, también contiene lípidos y agua. Sin embargo, cuando se expone a un compuesto higroscópico como la sal de Epsom, el tallo del cabello puede deshidratarse.

Esto se debe a la tendencia de la sal a atraer y unir partículas de agua. Si bien esta propiedad es responsable de realzar los rizos, también es capaz de tener efectos perjudiciales si se abusa de la sal.

El sulfato de magnesio forma cristales grandes que pueden endurecerse en la superficie del cabello para crear una textura áspera temporal. El mejor remedio para este problema es utilizar un acondicionador sin enjuague apropiado con aceites esenciales.

Recetas para el cuidado del cabello con sal de Epsom

Si bien las capacidades exfoliantes del grano grueso son excepcionales, la sal de Epsom puede purificar y desintoxicar el cabello y el cuero cabelludo (por ejemplo, creando un champú con sal de Epsom). La sal equilibra el pH del cabello y el cuero cabelludo para proporcionar un entorno saludable para el crecimiento del cabello.

Dependiendo del estado de tu cabello, hacer un tratamiento capilar que mezcle varios ingredientes puede dar mejores resultados.

Spray para el cabello con sal de Epsom

Si bien la sal de Epsom se usa comúnmente para mejorar el volumen del cabello, también tiene excelentes propiedades acondicionadoras del cabello. El aceite de coco es un humectante para el cabello muy utilizado que mejora la salud del cuero cabelludo y previene la descamación.

El aceite de coco de esta receta ayudará a que el spray para el cabello con sal de Epsom cubra tu cabello de manera uniforme para obtener los máximos resultados.

Además, el aloe vera es un excelente estimulante del crecimiento del cabello y puede ayudar a mitigar la caspa y prevenir la inflamación y la picazón del cuero cabelludo. Esta receta también incluye aceite de árbol de té, que tiene propiedades antisépticas que pueden tratar las inflamaciones relacionadas con las afecciones del cuero cabelludo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal de Epsom
  • 1 cucharada de sal marina
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 5 gotas de tu aceite capilar favorito (p. ej., aceite de cactus , aceite de jazmín , aceite de rosa mosqueta , aceite de alcanfor o aceite de canola )
  • 1 cucharada de gel de aloe vera
  • 1 taza de agua tibia

Preparación y uso

Calienta el agua hasta que esté casi hirviendo. Agrega la sal de Epsom y la sal marina, luego revuelve continuamente para disolver los cristales. Agrega el aceite de coco orgánico y revuelve la solución hasta que el aceite se derrita por completo.

Luego, agrega el gel de aloe vera mientras revuelves la mezcla y luego agrega tu aceite para el cabello favorito para obtener un aroma refrescante. Mezcle bien los ingredientes y transfiera la solución a una botella con atomizador.

El spray para el cabello con sal de Epsom es más eficaz cuando se aplica sobre el cabello húmedo. Rocíe suavemente sobre su cabello mientras lo aprieta para asegurar una penetración completa.

Si tu cabello es excesivamente graso, lo mejor es utilizar este spray con moderación.

¿Es segura la sal de Epsom para todos?

Si bien la sal de Epsom se considera un tratamiento capilar natural seguro que puedes usar en cualquier tipo de cabello, la sal seca las hebras del cabello . Por lo general, las personas con cabello liso y cuero cabelludo graso experimentarán beneficios, como un mayor volumen de cabello.

Sin embargo, para otros tipos de cabello, la sal de Epsom tiende a tener un efecto resecador y puede provocar puntas quebradizas. Por lo tanto, generalmente no recomendamos usar sal si tienes un patrón de rizos apretados (por ejemplo, tipo de cabello 4).

Por ello, es prudente combinar tu tratamiento Epsom con aceites esenciales o un tratamiento de acondicionamiento profundo para rehidratar tu cabello .

Si tienes el cabello teñido, debes tener cuidado con los tratamientos capilares con sales de Epsom, ya que el magnesio puede reaccionar con los pigmentos coloreados. Si bien un solo lavado puede provocar una ligera decoloración, concentraciones más altas pueden quitar el color de los mechones de cabello.

A medida que más entusiastas de la belleza natural adoptan la sal de Epsom en sus rutinas de cuidado del cabello , siguen surgiendo variaciones de productos. Uno de ellos es el “aceite de magnesio”. Es posible que encuentre varios productos que contienen aceite de magnesio.

Normalmente, se trata de una solución saturada de cloruro de magnesio.

A diferencia de la sal de Epsom, la molécula de cloro del aceite de magnesio altera significativamente las propiedades ideales de la sal. Esto lo hace menos higroscópico e incapaz de hidratar el cabello, y es probable que su uso excesivo lo dañe.

La sal de Epsom es un ingrediente para el cuidado del cabello que cuida tus rizos.

Sin embargo, el propio mecanismo a través del cual logra estos resultados puede dejar tu cabello más propenso a dañarse debido al efecto deshidratante. Sin embargo, puedes prevenir esto usando sal de Epsom junto con humectantes y aceites profundos.

Si eres un entusiasta del cuidado natural del cabello, la sal de Epsom es un ingrediente interesante para probar (o incluso incluir en tu régimen de cuidado del cabello). Además de hacer que el cabello graso sea más voluminoso, el sulfato de magnesio puede agregar más definición al cabello seco.

Dado que muchas personas tienen deficiencia de magnesio, la sal de Epsom puede nutrir el cuero cabelludo y el cabello con magnesio y fortalecerlo.

Sin embargo, es fundamental recordar que el uso excesivo de sal de Epsom puede hacer que el cabello se seque y se vuelva quebradizo. Para obtener mejores resultados, es mejor utilizar sal con un régimen de hidratación bien planificado.

Indice de contenidos
Te puede interesar:  ¿El australiano es malo para el cabello? ¿Qué pasa con su champú, acondicionador y otros productos?